Kung Fu, Tai Chi Shaolin Chuan Uruguay - Laoshi.: Pablo Pérez: Un dato interesante para el entrenamiento personal

CLASES TAI CHI - CHI KUNG

Photobucket

DERECHO DE AUTOR PROTEGIDO

Safe Creative #1205121626156

DERECHOS DE AUTOR

ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDA POR DERECHOS DE AUTOR. TODO LO PUBLICADO EN ESTE ESPACIO ESTÁ FIRMADO POR LOS AUTORES QUE ESCRIBEN Y EDITAN. SOL VILLAFÁN Y LAOSHI PABLO PÉREZ.
CUALQUIER SIMILITUD DE PALABRAS,BIENVENIDAS,INFORMES,IMÁGENES DE TOTAL REPRODUCCIÓN, PUBLICADAS EN OTRA PAGINA ES PLAGIO, LO CUAL SERA SANCIONADO ESE ESPACIO QUE COPIO LO QUE NOSOTROS ABOGAMOS EN VOLCAR EN ESTA PÁGINA DE LO QUE PROCEDE DE NUESTRO CORAZÓN Y NUESTRAS VIVENCIAS EN EL MUNDO DE LAS ARTES MARCIALES.

SOL VILLAFÁN

Un dato interesante para el entrenamiento personal

Potencia para el combate
La capacidad de ejecutar golpes potentes y precisos, ha sido la preocupación fundamental de los deportes de combate, desde siempre.
El virtuosismo técnico, no necesariamente va acompañado de potencia en los golpes.
Por definición física la Potencia es la capacidad de desarrollar una fuerza a gran velocidad.
Potencia = Fuerza x Velocidad
Un golpe de puño tiene una velocidad de varios metros por segundo y entre la señal de partida que envía nuestro cerebro y la ejecución misma el tiempo transcurrido no es mayor a las 150 milésimas de segundo
Desde el punto de vista fisiológico, las fibras explosivas son las encargadas de ejecutar este tipo de movimientos de enorme velocidad y corta duración. Estas fibras sólo pueden ser entrenadas mediante esfuerzos muy cortos e intensos.
La utilización de grandes cargas en 1 a 3 repeticiones, recluta por cierto a las fibras explosivas, pero todavía nos falta otra condición más para llegar a expecificidad, esta es igualar la velocidad de ejecución y el tiempo de aplicación de la fuerza.
Los ejercicios convencionales de gimnasio como el de fuerza en banco para pectorales, realizado con un peso tal que nos permita realizar sólo un par de repeticiones recluta las fibras explosivas, pero a una velocidad muy lenta y con un tiempo de aplicación de alrededor de 900 milésimas de segundo, lo que representa una eternidad.
Para que el ejercicio que terminamos de practicar nos rinda beneficios, debemos realizar inmediatamente después una actividad de transferencia, en la cual igualamos o mejoramos las características del gesto técnico que pretendemos mejorar
Por ejemplo, una receta que tendría en cuenta la multiplicidad de factores que integran esta problemática sería
Ejercicio de Fuerza en banco para pectorales
90% de las posibilidades máximas, 3 series de 3 repeticiones.
Inmediatamente después, pegarle a la bolsa o lanzar con fuerza un pelota medicinal.
Ejercicio de sentadillas para piernas
90% de las posibilidades máximas, 3 series de 3 repeticiones.
Inmediatamente después, variedades de saltos pliométricos.
Sin lugar a dudas, muy pocos practicantes de disciplinas de combate han sido entrenados por propuestas como esta. Esto se debe a la desinformación a las tradiciones de entrenamiento y a algunos otros factores, que pronto cambiarán para que podamos proyectarnos a los mas altos planos del deporte internacional.
Texto publicado en internet por Horacio Anselmi
horaciosco@ciudad.com.ar